Muffins de calabaza

20121124-134900.jpg

Primeros muffins del blog y seguro que no los últimos ¡Porque me encantan!

Son fáciles de preparar y perfectos para el desayuno o la merienda. Recién hechos están crujientitos por fuera y muy tiernos y jugosos por dentro. Además, se conservan genial en el congelador y al descongelarlos (los saco la noche antes) están como recién hechos.

He usado el puré de calabaza que hice para los pacherri y el resultado en los muffins es estupendo, ya que sin necesidad de llevar mucha materia grasa obtenemos una textura y jugosidad buenísima ¡son adictivos!

20121124-135337.jpg

En este caso la receta es una adaptación de los muffins de calabaza de Delicooks

Ingredientes para 12 unidades:

20121124-140237.jpg

  • 300 gr de harina de trigo integral
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 1 c/p de bicarbonato
  • ½ c/p de levadura
  • ½ c/p de sal
  • 1 c/p de canela
  • ¼ cucharadita de nuez moscada
  • 150 ml leche desnatada (o de soja)
  • 150 ml aceite de girasol
  • 1 taza (250 ml) de puré de calabaza
  • 1 huevo
  • un puñado de nueces (al gusto)

Para la cobertura o streusel:

  • c/s almendra granillo o nueces troceadas
  • c/s azúcar
  • c/s copos de avena

* c/p= cucharadita de postre c/s= cucharada sopera

Preparación:

  1. Tener preparado puré de calabaza.
  2. Mezclar en un bol mediano la harina, el azúcar, el bicarbonato, la sal, el polvo de hornear, la canela, la nuez moscada y las nueces.
  3. Mezclar en un bol grande el puré de calabaza, el aceite de girasol, la leche y un huevo .
  4. Con la ayuda de una espátula añadir la mezcla del bol mediano (ingredientes secos) al bol grande (ingredientes humedos) y mezclar sólo hasta que los ingredientes secos se hayan humedecido. No mezclar en exceso, la masa debe quedar grumosa (si mezclamos en exceso los muffins nos quedarán duros y correosos).
  5. Poner la masa en los moldes para muffins (yo uso bandeja de 12 unidades y coloco los papeles dentro) . Añadir por encima el granillo de almendra o nueces troceadas, azúcar y avena.
  6. Hornear las muffins a 180ºC (horno precalentado) unos 25 minutos. Para saber cuando están cocinados hay que pinchar con un palillo en el centro de uno de ellas y ver que sale limpio.

20121124-135623.jpg

Notas:

  • Si eres vegano o alérgico al huevo y a la lactosa cambia la leche por leche de soja y no pongas el huevo.
  • El streusel es un topping opcional para que quede la cobertura crujiente, pero no es necesario ponerlo.
  • Una vez fríos los podéis congelar para tener muffins frescos cuando los necesitéis. Para descongelarlos, dejarlos unas 2 horas a temperatura ambiente.

Laura

hamburguesa de salmón

Receta fácil, sana y muy rica. Una forma diferente de comer pescado, el sabor es suave y los ingredientes sencillos, así que no hay excusa para no prepararla.

Yo la he acompañado con una ensalada y estaba deliciosa, pero también puede ponerse en panes de hamburguesa con lechuga, tomate, pepinillo y queso de untar.

La fotografía está hecha con el ipad, así que la calidad no es la mejor, pero se ve el resultado 🙂

Ingredientes

  • 500 gr. de salmón fresco
  • 1 huevo
  • 1 c/s  de mostaza
  • 1 c/sde pan rallado
  • Sal y pimienta

* c/s: cucharada sopera

Preparación

  1. Picar el salmón en tacos pequeños. Salpimentar.
  2. Ponemos los trocitos de salmón en un bol y añadimos la mostaza, el huevo y el pan rallado.
  3. Mezclamos bien con un tenedor hasta obtener una masa compactada gracias al huevo y con cierta consistencia por el pan rallado.
  4. Separamos en 8 porciones aproximadamente y  con un aro de emplatar formamos las hamburguesas directamente sobre la parrilla, apretando un poco con el tenedor. Retiramos el aro y hacemos la siguiente, así hasta terminar con la masa. Si no tenemos aro hacemos una bola con las manos , la aplastamos y la ponemos en la sartén.
  5. Dejamos unos cinco minutos por cada lado , para que las hamburguesas se hagan bien, a fuego medio. Intentamos no moverlas para que no se deshagan y le damos la vuelta con cuidado. Quedarán doraditas.

Acompañamiento

La ensalada que he preparado lleva canónigos, tomate cherry, zanahoria, arándanos,  queso de cabra y una vinagreta de miel con avellanas (trocea toscamente unas avellanas en el mortero y añade 3 cs de aceite, 2 cs de vinagre de módena, 1 cs de miel y una pizca de sal). La mezcla de sabores nos encantó y combinaba de maravilla con la suavidad de la hamburguesa.

Notas

  • Pueden comerse en panes de hamburguesa con los ingredientes que más te gusten. También quedar ricas con una salsa de yogur y con patatas para acompañar.
  • Puedes congelar las hamburguesas que no vayas a consumir. Dales la forma y mételas al congelador antes de pasarlas por la sartén. Salen unas 8 (depende del tamaño). Nosotros nos comimos dos cada uno porque  fue plato único, y congelamos las otras cuatro.
  • La receta de la hamburguesa es de “Directo al paladar” . Si quieres ver el paso a paso en fotografías pincha en el link. Además, la preparan con una salsa de pepino y con panes de hamburguesa.

Cualquier duda, ya sabéis, me preguntáis en los comentarios, y si las preparáis y me  queréis contar con que las habéis acompañado me encantará leerlo 😉

Laura

Carrot Cake

Este fin de semana hemos celebrado el cumple de mi chico con su familia y queríamos llevar una tarta. La elegida para un éxito asegurado: la Carrot Cake.

Es la receta de una compañera de trabajo con el frosting de queso crema del libro de Hummingbird (¡Ya lo tengo en español!). La combinación es exquisita, pero si sólo quieres un bizcocho, sin el frosting está igualmente jugosa y deliciosa.

Para los que os suene extraño poner zanahoria en un dulce (aunque la Carrot Cake es una tarta muy conocida) solo deciros que no sabe a zanahoria y estoy segura de que os gustará, y lo digo por experiencia, ya que algún que otro excéptico ha caido rendido ante esta receta.

Lo dicho, receta recomendable al 100%. Después de hacer y probar varias recetas de Carrot Cake me quedo con esta sin duda. Os pongo dos opciones de frosting, el primero es el mismo que en los Cupcakes Red Velvet y el segundo es el que me dió mi compañera con la receta. En esta ocasión hice el primero.

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 250 ml de aceite
  • 45 ml de zumo de naranja
  • 400 gr de azúcar (blanca o morena)
  • 10 ml o una cucharadita de estracto de vainilla
  • 260 gr de harina bizcochona
  • 9 gr de levadura en polvo
  • Un pellizco de sal
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 330 gr de zanahoria picada
  • 110 gr de nueces picadas

Frosting 1

  • 300 gr. de Icing Sugar (más fino que el glas) o azúcar glas tamizado
  • 60 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 125 gr. de crema de queso fría (tipo Philadelphia)

Frosting 2

  • 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300 gr. de philadelphia
  • 200 gr. de azúcar glass
  • 5 ml. de extracto de vainilla

Preparación

  1. Batir los huevos, añadir el aceite, zumo, azúcar y vainilla.
  2. Añadir la harina, levadura, sal y canela. Añadir las zanahorias y las nueces.
  3. Verter la mezcla en el molde (engrasar y enharinar el molde de cm) y hornear 40-50 minutos (precalentado a 180º) o hasta que salga limpio el pincho desde el centro. Dejar enfriar 10 minutos antes de desmoldar.
  4. Hacer el frosting y esperar a que la tarta esté completamente fría para cubrirla con el mismo.
    Frosting: (tanto para la opción 1 como la 2)
    1. Batir con la batidora de varillas la mantequilla con el icing sugar (o glas en su defecto) tamizado (añadirlo en varias tandas). Tapar con un trapo limpio el bol mientras porque sale polvo del azúcar. Seguir batiendo hasta que se unifique (al principio está arenosa)
    2. Añadir el queso crema (y la vainilla si la usas) y batir solo un par de minutos para que se mezcle la masa. Si se bate demasiado quedará líquida.
    3. Dejar reposar unos minutos antes de usar. La crema de queso se puede conservar en la nevera; tan solo hay que sacarla con antelación para usarla y decorar con ella.

Notas

  • Recomiendo prepararla el día anterior a consumirla ya que se asientan los sabores. A mi me gusta incluso tenerla fresquita de la nevera.
  • El frosting puede ponerse solo por arriba y laterales o rellenarla también. En mi tarta , con la cantidad del frosting 1, he abierto la tarta a la mitad, la he rellenado y el resto del frosting lo he usado para los laterales y la decoración de arriba.
  • Puedes prescindir del frosting y hacer solo el bizcocho, está igualmente jugoso, delicioso y es más ligero.
  • Laura

Red Velvet Cupcakes (Receta Hummingbird)

20121030-131033.jpg

Primera receta dulce del blog y ¡Totalmente irresistible!

No se si habeis oido hablar de la pastelería Hummingbird o si habeis probado alguno de sus cupcakes. Yo nunca había probado un cupcake hasta este verano en Londres. Había leído mucho acerca de estas “madalenitas” decoradas, seguía (y sigo) el blog de “Objetivo: cupcake perfecto” pero ¡nunca los había probado! Así, cuando fui a Londres quise probarlos del sitio que mejor los hiciera, y así dí con esta pastelería… el elegido fue el Red Velvet (terciopelo rojo) y no pude haber acertado más ¡Qué delicia! Un bizcochito jugoso con una cobertura (frosting) cremosa de sabor muy suave a queso crema.

20121031-074045.jpg        20121031-074124.jpg

Después de probarlo y quedar maravillada, compré algunas cosillas en Londres (moldes, virutas de colores y colorante) para poder hacerlos en casa y finalmente hace dos semanas me decidí. Busqué por internet la receta de los Red Velvet de esta pastelería, la encontré y me puse manos a la obra. El resultado fue excelente, era como estar en la pastelería londinense, en su tiendita de Notting Hill ¡pero en el salón de casa!

Así que como este blog es para compartir mis recetas favoritas, aquí voy con esta, que estoy segura que os encantará, eso sí, es un receta para hacer cuando tengais invitados, por que si te comes 12 cupcakes tu solo/a… ¡No me responsabilizo de las consecuencias! Yo los hice para llevar a casa mis padres y hermanas y triunfaron 🙂

20121030-131841.jpg

Y sin más dilación… esta es la receta:

Ingredientes para 12 unidades:

  • 60 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 150 gr. de azúcar blanco
  • 1 huevo
  • 1 cucharada (10 gr.)de cacao (Valor desgrasado) en polvo
  • 20 ml aprox de colorante rojo (cantidad variable según la marca, ver instrucciones)
  • 1/2 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 120 ml de buttermilk (120 ml de leche, añadir cucharada de zumo de limón y dejar posar 10 min)
  • 150 gr. de harina normal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 y 1/2 cucharadita de vinagre blanco

Para el Cream Cheese Frosting:

  • 300 gr. de Icing Sugar (más fino que el glas) o azúcar glas tamizado
  • 60 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 125 gr. de crema de queso fría (tipo Philadelphia)

Preparación:

1. Mezcla la mantequilla y el azúcar en un bol con una batidora de mano con barillas o robot de cocina y batir a velocidad media hasta que esté blanquecina y cremosa. Añadir el huevo y batir a velocidad alta hasta incorporarlo.
2. En otro bol, mezclar el cacao con el colorante y el extracto de vainilla hasta hacer una pasta compacta y oscura (rojiza)
3. Añadir la mezcla al bol de la mantequilla, azúcar y huevo y batir hasta que esté todo mezclado y de color uniforme.
4. A velocidad baja, añadir lentamente la mitad de la buttermilk (tiene aspecto grumoso, como de leche cortada, es así).
5. Después añadir la mitad de la harina tamizada (con colador para que no tenga grumos) y batir hasta que esté bien incorporado. Añadir la otra mitad de la buttermilk y la harina restante. A velocidad alta volver a batir para que la mezcla quede uniforme. Añadir 1/2 cucharadita de sal.
6. Poner el vinagre en un vaso, añadir el bicarbonato y en cuanto empiece a burbujear añadirlo a nuestra masa a velocidad baja. Batir durante unos minutos.
7. Introducir la mezcla en los moldes de magdalenas (yo pongo moldes de papel dentro de una bandeja para cupcakes y muffins) hasta completar 2/3 de su capacidad y hornear durante 20-25 minutos. La masa debe quedar esponjosa y al presionarla con un dedo debe ceder a la presión y luego volver a su forma inicial. Dejar enfriar unos minutos y luego pasar a una rejilla metálica hasta que se enfríen por completo para decorarlos con la cobertura de crema de queso (Cream Cheese Frosting).

Frosting:

1. Batir con la batidora de varillas la mantequilla con el icing sugar (o glas en su defecto) tamizado (añadirlo en varias tandas). Tapar con un trapo limpio el bol mientras porque sale polvo del azúcar.  Seguir batiendo hasta que se unifique (al principio está arenosa)
2. Añadir el queso crema y batir solo un par de minutos para que se mezcle la masa. Si se bate demasiado quedará líquida.
3. Dejar reposar unos minutos antes de usar. La crema de queso se puede conservar en la nevera; tan solo hay que sacarla con antelación para usarla y decorar con ella.

Presentación:

Colocar la crema de queso en la manga pastelera (para que sea más facil pudes ponerla en un vaso de tubo de los que vienen con las batidoras) y repartir en los cupakes empezando de fuera a dentro para acabar con el “pico” del centro para arriba. Decóralos a tu gusto, yo he usado bolitas rojas de azúcar.

20121030-131956.jpg

Los cupcakes se conservan bien fuera de la nevera tapados durante 2-3 días. No recomiendo meterlos en la nevera ya que el bizcocho se endurece.

¡A disfrutarlos!

Laura