Bizcocho de canela y limón

Bizcocho canela y limón

Última receta del año 2012, un bizcocho perfecto para los desayunos y meriendas de estos días.

Lo he hecho en un molde con forma de estrella (Ikea) y lo he decorado con estrellitas de azúcar para darle el toque navideño. Puedes hacerlo en tu molde para bizcochos favorito o en un molde plumcake (fuente receta).

Si te gustan los bizcochos de limón y el sabor canela esta es tu receta.

Ingredientes:

  • 175 gr. de harina
  • 6 gr. (1 c/p) de levadura Royal
  • 130 gr. de azúcar
  • 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos
  • 50 gr. de leche
  • Ralladura de la piel de un limón
  • 1 c/p de canela en polvo
  • 1/2 c/p de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal

Glaseado: 80 gr. de azúcar glas y zumo de 1/2 limón natural.

* c/p: cucharadita de postre

Preparación:

  1. Saca la mantequilla de la nevera con antelación para tenerla a temperatura ambiente y textura pomada. Bate con el azúcar hasta tener una mezcla cremosa. Incorpora la leche, la piel del limón rallada, el extracto de vainilla y la canela.
  2. En otro bol bate con las varillas eléctricas los dos huevos con la pizca de sal hasta que estén espumosos y hayan doblado su volumen. Incorpora los huevos montados a la mezcla anterior de la mantequilla.
  3. Mezcla la harina y la levadura y tamízalas con un colador para incorporarlas poco a poco a la mezcla anterior hasta obtener una masa densa.
  4. Prepara el molde que vayas a usar engrasando con mantequilla y espolvoreando con harina para poder desmoldar bien el bizcocho.
  5. Hornea durante 30-40 min en el horno a 180º grados (previamente precalentado). Comprueba que está listo si al pincharlo con un palillo éste sale limpio.
  6. En los últimos minutos de horneado del bizcocho, puedes preparar el glaseado incorporando al azúcar glas el zumo de medio limón (del que hemos rallado la piel) cucharada a cucharada mezclando bien hasta obtener un líquido blanquecino de densidad similar a la miel. Yo tuve que añadir una cucharadita de agua porque quedaba muy espeso y me daba miedo añadir más limón por si quedaba demasiado ácido.
  7. Cuando saques el bizcocho del horno deja reposar unos minutos, desmóldalo y báñalo con el glaseado. Si quieres decorar con estrellas colócalas rápidamente antes de que se enfríe el glaseado para que se queden pegadas. Deja enfriar para que el glaseado solidifique y…¡ ya lo puedes probar!

bizcocho canela y limón

La siguiente receta ya será en el 2013 🙂

¡Feliz Año!

Laura

Anuncios

Ensalada navideña

Ensalada de granada, naranja y nueces

De nuevo una receta muy sencilla, saludable y deliciosa. El título de “navideña” se lo he puesto ya que me parece una ensalada muy apropiada para estas fechas, tanto porque lleva productos de temporada, como por su colorido navideño (¡Qué bonito el rojo de la granada!), su frescor (gracias a la naranja) y porque me parece perfecta para acompañar los platos de pescado y/o carne que se suelen preparar en navidad.

Las cantidades de los ingredientes son aproximadas y dependerá del número de personas para la que prepares la ensalada.

Ingredientes:

  • Bolsa de ensalada  brotes tiernos o la que más te guste
  • Una granada
  • Una naranja
  • Un puñado de nueces
  • Aceite, Vinagre y Sal

Preparación:

  1. Coloca los brotes tiernos en un bol. Alíñalos con la sal, el aceite y el vinagre.
  2. Pela la naranja quitando todo la parte blanca que puedas. Separa los gajos y cortada cada gajo en 3-4 trozos. Coloca encima de hojas de ensalada.
  3. Saca los granos de la granada. Añádelos a la ensalada.
  4. Añade el puñado de nueces. Trocéalas toscamente en trozos grandes.
  5. Pon un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima y sirve.

Notas:

  • Preparar justo antes de servir para que esté fresca 100%
  • También le puedes añadir unas lascas de queso semicurado.
  • Para dos personas uso la mitad de una bolsa de brotes, 1/2 naranja y 1/2 granada.

Esta ensalada seguro que estará presente en mi mesa en estas fiestas… ¿y en la tuya?

Laura

Pasta fresca con salsa pesto

20121209-142334.jpg

Cuando pruebas la pasta fresca no quieres volver a comer otra. Después de “engancharme” a la que preparaban en un restaurante italiano decidí aprender a hacerla yo, y es !Facilísimo! Eso sí, lleva su ratillo, por eso es perfecta para hacerla ahora que se acercan las vacaciones de navidad o en el fin de semana.

Yo tengo la suerte de que me regalaran una máquina para estirar y cortar la pasta, lo que facilita muchísimo el trabajo. Pero si no la tienes, no pasa nada, un rodillo, el cuchillo y ¡listo!

He acompañado la pasta con una salsa pesto muy sencilla, ya que tenía mi plantita de albahaca lista para usar sus hojas y un taco de parmesano y unos piñones recién comprados. Por supuesto, esta pasta acepta mil combinaciones de salsas diferentes: boloñesa, carbonara, con verduras y ricotta, con gulas y gambas,… ¡lo que más os guste!

Los ingredientes para la pasta seguro que los tienes en tu cocina ya que sólo lleva harina, huevos y una pizca de sal; y la proporción no puede ser más sencilla: por cada 100 gr. de harina añadir un huevo. Yo preparo esta receta como plato único ya que usando dos huevos y 200 gr. de harina salen dos buenos platos de pasta. Si lo vas a hacer para cuatro personas y es un primer plato yo creo que con 3 huevos y 300 gr. de harina sería suficiente.

Ingredientes para la pasta (2 personas):

  • 200 gr. de harina (yo usé integral, pero vale normal)
  • 2 huevos
  • Una pizca de sal

Preparación:

  1. Poner en un bol grande la harina haciendo un volcán y echar en el medio los huevos.
  2. Mezclar los huevos con un tenedor e ir incorporando la harina de alrededor ayudándonos con el tenedor.
  3. Cuando esté incorporada toda la harina podemos pasar a una superficie enharinada y amasar con las manos hasta que nos quede una masa uniforme. Debe quedar húmeda pero no pegajosa,si vemos que se pega espolvoreamos harina.
  4. Cuando esté lista la tapamos con film transparente y la dejamos reposar 30 min.
  5. Estirar la masa sobre una superficie enharinada con un rodillo o bien con la máquina de hacer pasta y darle la forma deseada.

20121209-143055.jpg

Con máquina:

    • Dividir la bola de masa en cuatro (en la receta de 2 personas)
    • Espolvorear un poco de harina sobre los rodillos de la máquina y pasar la bola por los rodillos una primera vez, con el grosor máximo.
    • Doblar la lámina obtenida sobre si misma y volver a pasarla por el rodillo con el grosor máximo, espolvoreando harina de nuevo si ves que hay riesgo de que la masa se quede pegada al rodillo.
    • Repetir esta operación 4-5 veces doblando la masa siempre sobre si misma cada vez.
    • Pasar la lámina por el rodillo afinando el grosor un paso cada vez, hasta llegar al más fino (9). Es decir, pasar una vez en grosor 2, luego una en grosor 3, y así afinando sucesivamente hasta llegar al 9.
    • Extender sobre la mesa y espolvorear con harina. Repite los pasos anteriores con cada bola de masa hasta tener toda la masa en láminas rectangulares Intenta dejarlas sin que se toque para que no se peguen entre sí.
    • Cuando tengas todas la láminas estiradas es el momento de pasarlas por el cortador de tallarines. Yo esta vez las he pasado por el cortador de tallarines finos.

Sin máquina:

En el blog de “Manu le chef” viene perfectamente explicado. Sólo pincha sobre el nombre y te llevo directamente a su paso a paso.

* Amasar con thermomix: Poner todos los ingredientes en el vaso (se puede añadir una cucharadita de aceite) y amasar durante 2 minutos, velocidad espiga. Retirar la masa y formar una bola. Cubrir con papel film y dejar reposar 30 min.

20121209-143457.jpg

Salsa Pesto (cantidad para la pasta de dos personas):

  • 20-30 gr. de hojas de albahaca fresca
  • 4 c/s de aceite de oliva
  • 2 c/s de piñones (1 es para la salsa y otra para presentar)
  • 1 diente de ajo
  • 40 gr. de queso parmesano rallado
  • pizca de sal

Tostar los piñones en la sartén sin engrasar (¡cuidado no se te quemen!). Poner en la picadora (o vaso de batidora o thermomix) las hojas de albahaca lavadas, el aceite, 1 c/s de piñones tostados, el ajo y la sal y batir hasta que quede una textura cremosa. Añadir el queso rallado y batir hasta que quede homogéneo.

Presentación del plato:

  1. Echar la pasta en agua hirviendo con sal y un chorro de aceite, y deja cocer durante 4-5 min. Escurrir en un colador y refrescar con agua fria para que no se pegue.
  2. Pon la pasta en la cazuela a fuego medio de nuevo y añádele el pesto. Mezcla con cuidado hasta que esté integrada la salsa y caliente.
  3. Sirve en el plato. Añade la otra c/s de piñones que tostaste. Espolvorea con parmesano rallado y si quieres decora con una hoja de albahaca.
  4. ¡A comer!

Notas:

  • Si no vas a consumir en el momento la pasta fresca puedes congelarla. Si la guardas en la nevera aguanta poco y se oscurece. Es mejor congelar en porciones individuales y cuando vayas a consumir, ponerla a hervir en agua directamente cuando la sacas del congelador.
  • También puedes congelar el pesto, pero hazlo antes de añadirle el queso. Cuando la vayas a consumir, deja que se descongele y antes de tomar añade el queso.

20121209-143655.jpg

Laura