Muffins de plátano y chip de chocolate

Muffins de platano y chocolate

Aunque por el tiempo no lo parezca, ya estamos en otoño y en cuanto bajen las temperaturas no habrá nada mejor que disfrutar de un café calentito junto a uno de estos muffins para el desayuno o la merienda.

Estos en concreto se que le encantarán a @imacyou porque son una mezcla perfecta de un muffin de chips de chocolate con un plumcake de plátano 😉. Por supuesto, si a vosotros también os gusta la combinación os encantarán, el sabor a plátano es suave, aporta mucha jugosidad al bizcocho y hace un mix perfecto con el chocolate.

Ingredientes (12 unidades):

  • 230 gr.de harina
  • 65 gr. de azúcar blanco
  • 65 gr. de azúcar moreno
  • 1 c/p de levadura química
  • ¼ c/p de bicarbonato sódico
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de canela (opcional)
  • 100 gr. de chips de chocolate negro
  • 2 huevos medianos
  • 120 ml. de aceite de girasol
  • 340 gr. de plátano bien maduro
  • 1 c/p de extracto de vainilla

Preparación:

  1. En un bol grande mezclamos los ingredientes secos: la harina, azúcar, levadura y el bicarbonato, la sal, la canela y el chocolate (dejamos unos chips para decorar por arriba). Reservamos.
  2. En un bol mediano mezclamos los ingredientes húmedos: los huevos, el aceite, el extracto de vainilla y los plátanos machacados (trituramos previamente con la batidora o aplastamos con el tenedor).
  3. Añadimos los ingredientes húmedos al bol grande con los ingredientes secos y mezclamos sólo hasta que los ingredientes secos se hayan humedecido y quede una masa grumosa. No mezclaren exceso ya que sino los muffins quedarán duros y correosos.
  4. Colocamos en un molde metálico de 12 cavidades los papeles o moldes de los muffins. Al colocarlos en el molde rígido los muffins no se expanden hacia los laterales y crecen mejor hacia arriba, además permite rellenarlos más sin que se derrame la masa.
  5. Repartimos la masa en las cavidades del molde hasta el borde (yo lo hago con una cuchara de helados), ponemos las chips de chocolate reservadas por encima y horneamos (horno precalentado) a 180º durante 20 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro de los muffins éste salga seco.
  6. Sacamos el molde del horno, dejamos reposar 5 minutos, los retiramos del molde metálico y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Notas:

  • Si te apetece puedes añadir a la masa nueces troceadas mezclandolas con los ingredientes secos.
  • Si no tienes los dos tipos de azúcar hazlos con el que tengas, quedará igual de bueno.
  • Si no tienes chip de chocolate añade chocolate de tableta troceado o cámbialo por nueces.
  • Yo suelo hacerlos con harina integral y quedan igualmente bien.
  • Si no quieres darte un atracón de muffins y quieres conservarlos como recién hechos, congélalos en una bolsa o tupper, sácalos por la noche para que se descongelen y… ¡listos  para el desayuno! Estarán como el primer día.

Laura

Anuncios

Ensalada de higos y ricotta

20131002-122654.jpg

Creo que ya os habréis dado cuenta de que me encantan las ensaladas, pero por si no lo sabíais aquí va la tercera ensalada del blog. La combinación queso+fruta es deliciosa y funciona a la perfección en esta receta, que más sencilla no puede ser.

El secreto está en usar unos buenos ingredientes. Recientemente, he descubierto una tienda especializada en quesos llamada Poncelet situada en la calle Argensola 27 (Madrid) y no pude resistirme a comprar una cuña de Ricotta fresca, sin duda la mejor que he probado. Como quería apreciar todo su sabor, y aprovechando los últimos higos de la temporada he preparado esta ensalada que os recomiendo 100%.

Ingredientes:

  • Mezclum de brotes tiernos
  • 100 gr. de queso Ricotta fresco
  • 5 higos
  • Un puñado de nueces pecanas (10 mitades aprox.)
  • Aliño: 3 cucharadas de aceite, 2 de vinagre de Modena, una de miel y una pizca de sal.

Preparación:

  1. Disponemos los brotes en la ensaladera. Lavamos bien los higos. Los cortamos en cuartos y el queso en cuadraditos. Troceamos las nueces. Añadimos las tres cosas a la ensalada.
  2. Ponemos en un botecito el aceite, el vinagre, la miel y la pizca de sal, tapamos y batimos enérgicamente para emulsionar todos los ingredientes. Lo echamos en la ensalada justo antes de comerla, yo no añadí todo el aliño y guardé el resto en la nevera para otra ensalada.
  3. Ya solo queda disfrutar de esta deliciosa ensalada.

Notas:

  • Las cantidades no son estrictas, dependerán de tu gusto y del número de comensales para los que sea la ensalada. En mi caso para dos personas.
  • Las nueces pecanas las encuentro en LIDL, si no tienes usa las de california.
  • Cuando acabe la temporada de higos puedes usar otras frutas como uvas, pera, manzana o dátiles.

Laura