Tarta salada de brocoli y cebolla roja

tarta de cebolla caramelizada y brocoli

Espero no tener que volver a mudarme en muuucho tiempo, ¡Qué horror! Este ha sido uno de los motivos por lo que no he actualizado el blog, el otro, que sigo sin conexión a internet en casa y el 3G del móvil no da para mucho. Sin embargo, después de todo el esfuerzo, el cambio de casa ha merecido mucho la pena: una cocina más grande (y a estrenar), una terraza, más habitaciones,… sólo espero que no tarden en poner internet y pueda retomar el blog.

Vuelvo con una receta que se ha convertido en habitual en nuestro menú ya que cumple tres requisitos muy importantes: fácil, sana y deliciosa. Es tipo quiche pero más ligero ya que no lleva ni nata ni huevos. Además, la masa es muy sencilla de hacer y no tiene nada que ver con las masas quebradas que venden. La combinación de la cebolla caramelizada con el brócoli y el queso de cabra no lo había probado nunca y ahora me parece irresistible ¡Se ha convertido en una de mis cenas favoritas!

 Ingredientes (molde de 22-25 cm)

Masa:

  • 125 gr de harina integral
  • 50 gr. de margarina de soja
  • sal
  • 2-3 cucharadas de agua fria
  • una cucharadita de sésamo

Relleno:

  • 3 cebollas rojas
  • 1 cucharada de azúcar integral o sirope de ágave
  • 200 gr. de brocoli
  • queso de cabra al gusto
  • estragón
  • aceite y sal

Preparación

  1. Mezclamos todos los ingredientes de la masa hasta que quede homogénea y manejable, hacemos una bola, envolvemos en film transparente y reservamos.
  2. Cortamos en juliana las cebollas (tiras alargadas). Calentamos una cucharada de aceite en la sartén, añadimos la cebolla, ponemos sal y removemos a fuego alto unos 3 minutos. Añadimos el azúcar o sirope, mezclamos y dejamos a fuego lento unos 25 minutos para que caramelice.
  3. Mientras se hace la cebolla cortamos y lavamos  los ramitos del brócoli (quitamos tronco) y lo cocemos en una olla con agua hirviendo y sal.  Lo dejamos hervir 2-3 minutos, colamos y refrescamos con agua fría.
  4. Precalentamos el horno a 180 grados y preparamos la masa en un molde de quiché (yo uso uno de 25 cm pero de 22 es perfecto también). El mío es de base desmontable, pero sino tienes recubre tu molde con papel de horno para desmoldarlo bien. Extendemos la masa primero con el rodillo enharinado sobre la encimera, después lo pasamos al molde y arreglamos los bordes. Pinchamos la masa con un tenedor para que no se hinche y la horneamos durante 5 minutos.
  5. Sacamos la masa del horno y colocamos las cebollas caramelizadas en la base, encima los ramitos de brócoli y finalmente el queso de cabra desmenuzado. Espolvoreamos al gusto con estragón y sésamo.
  6. Horneamos 15-20 minutos a 180 grados. Sacamos del horno y ¡a comer!

Variantes: Si no tienes cebolla roja puedes poner blanca, sustituir el brócoli por calabacín o cambiar el queso de cabra por tofu.

Fuente: libro “La nueva cocina vegetariana” de Adriana Ortemberg

Laura

Anuncios