Arroz cremoso con calabaza

arroz cremoso con calabazaYa llegó el frío y apetecen platos calentitos y reconfortantes, pero no por ello menos saludables. Este arroz cumple todo los requisitos, es como un risotto pero sin necesidad de emplear mantequilla o quesos grasos. Además, como ingrediente principal tenemos a la calabaza, mi producto de temporada otoñal preferido…me gusta de todas sus formas, en salado y en dulce. Este plato lo he descubierto en un libro que me tiene enamorada y del que me gustan todas sus recetas, todas salen a la perfección, se llama “La nueva cocina vegetariana” y es de Adriana Ortemberg.

Vamos con la receta:

Ingredientes para 4 raciones

  • 300 gr. de calabaza
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cebolla
  • 2 c/s de aceite de oliva
  • 300 gr. de arroz de grano redondo (arroz de risotto)
  • 1/2 vaso de vino blanco seco
  • 1 litro y medio de caldo de verduras (o 1 litro y medio de agua con dos pastillas de caldo de verduras ecológico)
  • 1 c/p de hebras de azafrán
  • sal y pimienta
  • perejil y salvia
  • pipas de calabaza
  • 200 ml de crema de arroz (o crema de soja) *

* La crema de arroz y de soja la venden en formato brick como el de nata para cocinar, pero hecha de arroz o de soja en lugar de con leche. La puedes encontrar en herbolarios, en la sección de productos ecológicos de grandes superficies o en tiendas de alimentación vegetariana o vegana ( yo compro en el Ecocentro o en El vergel).

Preparación

  1. Primero preparamos los ingredientes: cortamos la calabaza en cuadraditos pequeños, la zanahoria la cortamos en lonchas a lo largo y luego en tiras, la cebolla en cuadraditos y el ajo en trocitos pequeños.
  2. Con respecto al caldo, lo ideal es tenerlo hecho casero, pero si no es posible, usaremos de brick o como en mi caso llevaremos a ebullición 1 litro y medio de agua y disolveremos las pastillas de caldo de verduras ecológicas. Sea cual sea tu opción tienes que calentar el caldo.
  3. Con los ingredientes listos y el caldo caliente, sofreímos la cebolla y el ajo en una cazuela (yo uso ésta y la recomiendo 100%) con 2 cucharadas de aceite. Añadimos el arroz rehogamos 2-3 minutos. Incorporamos el vino y dejamos que se evapore (3 minutos aprox.).
  4. Añadimos la zanahoria y la calabaza y removemos unos minutos más. Añadimos un cazo de caldo caliente, las hebras de azafrán, la sal y la pimienta. Mezclamos y dejamos absorver el caldo a la vez que removemos. Poco a poco vamos añadiendo cazos de caldo según lo vaya absorbiendo el arroz, y removemos para que el arroz quede cremoso. Nos llevará de 15 a 18 minutos (depende del arroz).
  5. Probamos el arroz y cuando esté en su punto (ni blando ni duro) añadimos el perejil y la salvia (yo las usé secas, pero mejor si son frescas) y la crema de arroz o de soja. Removemos y retiramos del fuego. Dejamos reposar unos 3-5 minutos. Servimos espolvoreando por encima perejil, salvia y las semillas de calabaza. ¡Ya está listo para disfrutar!

arroz cremoso con calabaza 2

Laura

Anuncios

Muffins de calabaza

20121124-134900.jpg

Primeros muffins del blog y seguro que no los últimos ¡Porque me encantan!

Son fáciles de preparar y perfectos para el desayuno o la merienda. Recién hechos están crujientitos por fuera y muy tiernos y jugosos por dentro. Además, se conservan genial en el congelador y al descongelarlos (los saco la noche antes) están como recién hechos.

He usado el puré de calabaza que hice para los pacherri y el resultado en los muffins es estupendo, ya que sin necesidad de llevar mucha materia grasa obtenemos una textura y jugosidad buenísima ¡son adictivos!

20121124-135337.jpg

En este caso la receta es una adaptación de los muffins de calabaza de Delicooks

Ingredientes para 12 unidades:

20121124-140237.jpg

  • 300 gr de harina de trigo integral
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 1 c/p de bicarbonato
  • ½ c/p de levadura
  • ½ c/p de sal
  • 1 c/p de canela
  • ¼ cucharadita de nuez moscada
  • 150 ml leche desnatada (o de soja)
  • 150 ml aceite de girasol
  • 1 taza (250 ml) de puré de calabaza
  • 1 huevo
  • un puñado de nueces (al gusto)

Para la cobertura o streusel:

  • c/s almendra granillo o nueces troceadas
  • c/s azúcar
  • c/s copos de avena

* c/p= cucharadita de postre c/s= cucharada sopera

Preparación:

  1. Tener preparado puré de calabaza.
  2. Mezclar en un bol mediano la harina, el azúcar, el bicarbonato, la sal, el polvo de hornear, la canela, la nuez moscada y las nueces.
  3. Mezclar en un bol grande el puré de calabaza, el aceite de girasol, la leche y un huevo .
  4. Con la ayuda de una espátula añadir la mezcla del bol mediano (ingredientes secos) al bol grande (ingredientes humedos) y mezclar sólo hasta que los ingredientes secos se hayan humedecido. No mezclar en exceso, la masa debe quedar grumosa (si mezclamos en exceso los muffins nos quedarán duros y correosos).
  5. Poner la masa en los moldes para muffins (yo uso bandeja de 12 unidades y coloco los papeles dentro) . Añadir por encima el granillo de almendra o nueces troceadas, azúcar y avena.
  6. Hornear las muffins a 180ºC (horno precalentado) unos 25 minutos. Para saber cuando están cocinados hay que pinchar con un palillo en el centro de uno de ellas y ver que sale limpio.

20121124-135623.jpg

Notas:

  • Si eres vegano o alérgico al huevo y a la lactosa cambia la leche por leche de soja y no pongas el huevo.
  • El streusel es un topping opcional para que quede la cobertura crujiente, pero no es necesario ponerlo.
  • Una vez fríos los podéis congelar para tener muffins frescos cuando los necesitéis. Para descongelarlos, dejarlos unas 2 horas a temperatura ambiente.

Laura

Paccheri rellenos de calabaza y ricotta

Mi primera receta del blog está inspirada en unos canelones de Jamie Oliver que probé este verano en su restaurante “Jamie´s Italian” de Londres. El plato consistía en 9 canelones rellenos colocados verticalmente en el plato (eran canelones muy cortos) con una base de tomate y cubiertos de más tomate, parmesano y albahaca fresca. Tres canelones estaban rellenos de espinacas, tres de calabaza y tres de berenjenas ¡Una delicia! pero los que más triunfaron fueron los de calabaza… ¡Mmmm!

Como ya llegó la temporada de las calabazas, me acordé de este delicioso plato y me propuse hacerlo. Además, encontré en Carrefour unos macarrones muy anchos (como canelones) perfectos para rellenar llamados “Paccheri”. Con la calabaza, los paccheri, el queso ricotta y mi planta de Albahaca tenía los ingredientes necesarios para hacer la receta. Después de buscar por internet para encontrar la receta original de Jamie pero no la encontré, pero no pasa nada ¡Invención al poder! y este es el resultado… ¡Una receta sencilla y deliciosa!

Para hacer el relleno he utilizado esta receta de puré de calabaza.  Ahora que hay muchas recetas dulces y saladas con calabaza por internet, resulta muy útil tener siempre en la nevera un bote de puré de calabaza. Es muy sencillo de hacer: asar las calabazas, vaciarlas, triturar  y dejar escurrir el puré en un trapo con colador durante 24 horas (¡Suelta mucha agua!). De todas formas al final de la receta está explicado 🙂

Y ahora vamos a lo importante: ¡La receta! Yo la preparé como plato único porque llena bastante. Las cantidades de puré de calabaza y ricotta las hice un poco “a ojo” para tener la cantidad suficiente para rellenar la pasta.

Ingredientes para dos personas (si es para 4 duplícalos y ¡listo!)

  • 200 gr. de paccheri (sino tenéis podeis usar canelones)
  • 200 gr. aprox. de puré de calabaza *
  • 150 gr. de queso ricotta
  • Tomate frito estilo casero
  • Romero
  • Albahaca fresca
  • Sal
  • Pimienta
  • Queso parmesano para coronar

Preparación

  1. Ponemos a hervir la pasta en agua con sal y un chorro de aceite durante 20 minutos aproximadamente, ya que es una pasta gruesa (seguir instrucciones del fabricante).
  2. Mientras hierve la pasta preparamos el relleno para los paccheri mezclando el puré de calabaza (frío) con el ricotta, una pizca de sal (al gusto), pimienta y romero fresco picado (opcional).
  3. Escurrimos la pasta y la colocamos en vertical sobre un plato para rellenarla. Si son muy largo podemos cortarlos a la mitad antes de rellenar para poder presentarlos “de pie” sin que se caigan. Introducimos el relleno con ayuda de la manga pastelera (si lo hacemos así, colocar el relleno dentro de la manga) o con una cucharilla.
  4. Ahora colocamos en dos platos hondos resistente al horno o en unas cazuelitas (lo presentaremos ahí) una base de tomate frito. Colocamos sobre el tomate (con ayuda de un tenedor) los paccheri rellenos, ponemos un poco más de tomate por encima (sin cubrirlo todo) y espolvoreamos con queso parmesano rallado y albahaca fresca picada (sino tenemos ponemos seca).
  5. Gratinar en el horno hasta que el queso esté dorado. Colocar el plato o cazuelita caliente sobre un plato plano grande para no quemarnos y servir decorando con unas hojas de albahaca.

* Recomiendo realizar esta preparación con anterioridad y tener el puré listo en la nevera para usar tanto en recetas dulces como saladas. Poner una calabaza (lavada, sin las pipas y con piel) abierta a la mitad (corte longitudinal) en una bandeja de horno con papel sulfurizado o de aluminio. Distribuir las mitades de calabaza boca abajo en la bandeja y verter un vaso de agua en la bandeja del horno. Hornear durante unos 25-30 minutos, a 200 gr. hasta que la carne esté muy blanda. Retirar del horno, darles la vuelta y dejar enfriar hasta que se puedan manipular sin quemarnos. Si están bien asadas, podremos extraer la carne con una cuchara sin problemas. Sacar bien toda la pulpa de las calabazas, poniéndola en un cuenco grande o en el vaso de una batidora. Triturar hasta que quede una textura cremosa y suave. Colocar un colador grande sobre un recipiente amplio, y poner encima el paño limpio. Verter el puré de calabaza sobre la tela, tapar con otro paño y dejar reposar durante varias horas, mejor toda la noche. Transcurrido ese tiempo, podremos ver cómo se ha escurrido una buena cantidad de agua. Podemos asar varias calabazas, ya que la cantidad que no usemos la podemos guardar en un tarro hermético en la nevera y conservarla varias semanas.

¡Espero que os animeis a preparala y la disfrutéis!

Laura