Muffins de plátano y chip de chocolate

Muffins de platano y chocolate

Aunque por el tiempo no lo parezca, ya estamos en otoño y en cuanto bajen las temperaturas no habrá nada mejor que disfrutar de un café calentito junto a uno de estos muffins para el desayuno o la merienda.

Estos en concreto se que le encantarán a @imacyou porque son una mezcla perfecta de un muffin de chips de chocolate con un plumcake de plátano 😉. Por supuesto, si a vosotros también os gusta la combinación os encantarán, el sabor a plátano es suave, aporta mucha jugosidad al bizcocho y hace un mix perfecto con el chocolate.

Ingredientes (12 unidades):

  • 230 gr.de harina
  • 65 gr. de azúcar blanco
  • 65 gr. de azúcar moreno
  • 1 c/p de levadura química
  • ¼ c/p de bicarbonato sódico
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de canela (opcional)
  • 100 gr. de chips de chocolate negro
  • 2 huevos medianos
  • 120 ml. de aceite de girasol
  • 340 gr. de plátano bien maduro
  • 1 c/p de extracto de vainilla

Preparación:

  1. En un bol grande mezclamos los ingredientes secos: la harina, azúcar, levadura y el bicarbonato, la sal, la canela y el chocolate (dejamos unos chips para decorar por arriba). Reservamos.
  2. En un bol mediano mezclamos los ingredientes húmedos: los huevos, el aceite, el extracto de vainilla y los plátanos machacados (trituramos previamente con la batidora o aplastamos con el tenedor).
  3. Añadimos los ingredientes húmedos al bol grande con los ingredientes secos y mezclamos sólo hasta que los ingredientes secos se hayan humedecido y quede una masa grumosa. No mezclaren exceso ya que sino los muffins quedarán duros y correosos.
  4. Colocamos en un molde metálico de 12 cavidades los papeles o moldes de los muffins. Al colocarlos en el molde rígido los muffins no se expanden hacia los laterales y crecen mejor hacia arriba, además permite rellenarlos más sin que se derrame la masa.
  5. Repartimos la masa en las cavidades del molde hasta el borde (yo lo hago con una cuchara de helados), ponemos las chips de chocolate reservadas por encima y horneamos (horno precalentado) a 180º durante 20 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro de los muffins éste salga seco.
  6. Sacamos el molde del horno, dejamos reposar 5 minutos, los retiramos del molde metálico y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Notas:

  • Si te apetece puedes añadir a la masa nueces troceadas mezclandolas con los ingredientes secos.
  • Si no tienes los dos tipos de azúcar hazlos con el que tengas, quedará igual de bueno.
  • Si no tienes chip de chocolate añade chocolate de tableta troceado o cámbialo por nueces.
  • Yo suelo hacerlos con harina integral y quedan igualmente bien.
  • Si no quieres darte un atracón de muffins y quieres conservarlos como recién hechos, congélalos en una bolsa o tupper, sácalos por la noche para que se descongelen y… ¡listos  para el desayuno! Estarán como el primer día.

Laura

Cookies de chocolate

20130419-131141.jpg

Hoy toca receta para “chocoadictos”. Estas galletas son las favoritas de mi chico junto con las de vainilla y chip de chocolate. Yo prefiero galletas integrales con avena, pasas, frutos secos,… así que estas se las dejo para él y para todos los amantes del chocolate .

Después de comer las galletas de “Ben´s cookies” en Londres no me valía cualquier receta (si las habéis probado lo entenderéis) y quería unas como las de esta pastelería ¡son insuperables! crujientes por fuera y blanditas por dentro… Así, tras probar varias recetas…¡Aquí están! Son muy fáciles, el secreto-truco es no pasarse de horneado y que la masa esté fría antes de hornear. Está explicado más abajo, pero cualquier duda la contesto en los comentarios 🙂

Ingredientes para 12-15 unidades (aprox.)

  • 50 gr. de mantequilla
  • 250 gr. de chocolate negro (60 o 70 %, cuanto mejor sea su calidad mejor sabrán las galletas)
  • 200 gr. de chips de chocolate
  • 2 huevos
  • 170 gr. de azúcar moreno
  • 1/2 cp de extracto de vainilla
  • 85 gr. de harina
  • 1/2 cp de sal (una pizca)
  • 1/2 cp de levadura en polvo

* cp: cucharadita de postre

Preparación

  1. Derretimos al baño maría o al microondas (en periodos de 30 seg, movemos y comprobamos para que no se queme el chocolate) la mantequilla con el chocolate negro picado.
  2. Ponemos los huevos, el azúcar y la vainilla en un bol grande y batimos con las varillas eléctricas (o amasadora eléctrica) hasta que esté todo incorporado. Añadimos al bol con la batidora a velocidad lenta la mezcla de chocolate derretido con la mantequilla hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. En otro cuenco tamizamos con un colador la harina, la sal y la levadura.
  4. Añadimos poco a poco la mezcla de la harina al bol grande en el que tenemos el chocolate en 3-4 tandas removiendo con una espátula o lengua. Incorporamos las chips de chocolate hasta que estén bien distribuidas.
  5. Metemos la mezcla en la nevera para que endurezca un poco. Es suficiente media hora, pero si quieres puedes tenerlas en la nevera toda la noche y hornear por la mañana para comerlas recientes en el desayuno. Así, conseguiremos una buena forma y textura en nuestras galletas.
  6. Dividimos la masa en 12-14 porciones (hacemos bolas). Ponemos 6-7 bolas de masa en la bandeja y las aplastamos ligeramente (no mucho) dejando espacio entre ellas ya que se extienden solas durante la cocción.
  7. Horneamos 10-15 min (dependiendo de nuestro horno) a 180º en el horno precalentado. Comprobaremos la cocción al pasar los 10 minutos. Cuando estén agrietadas y “brillantes” por la superficie estarán listas. Es importante no dejarlas más de 15 minutos ya que sino quedarán muy duras. Cuando hacemos cookies al sacarlas del horno deben estar blanditas ya que al dejarlas enfriar endurecen. Sí las sacamos del horno duras al enfriarse estarán como piedras. Por lo tanto, las sacaremos del horno blanditas, dejaremos que reposen y enfríen ligeramente en la bandeja y las pasaremos a una rejilla para que terminen de enfriar. Al sacarlas del horno no podemos pasarlas directamente a la rejilla ya que como están blanditas se rompen si las movemos, por eso hay que dejar que primero enfríen un poco en la bandeja. Una vez hemos pasado la primera tanda a la rejilla horneamos la segunda tanda.
  8. Para conservarlas yo las meto en un bote hermético y aguantan bien una semana.

Ya sólo queda disfrutarlas… con un vaso de leche fresquita, un café, con helado de vainilla, un té, solas,… ¡o como más os gusten!

Laura